“La noción de comunicación abarca una multitud de sentidos. La proliferación de las tecnologías y la profesionalización de las prácticas no han hecho sino sumar nuevas voces a esta polifonía en un final de siglo que hace de la comunicación la figura emblemática de las sociedades del tercer milenio”

(Mattelart Armand - Historia De Las Teorías De La Comunicación)

La complejidad de la sociedad presenta problemas aún mayores que la descripción de su propio sistema, reflejados en algunas de sus bases tales como la comunicación y sus estudios. La teoría funcional donde el sistema social está compuesta por diferentes fusiones y colores; pero con una visible carga dominante, con objetivos prácticos y comunes conservados e inducidos por los medios de comunicación donde este es su último fin; la conservación y la generalización de masas por medio de la persuasión y los métodos de correlación hacia los individuos como masa. Y la teoría Crítica de la escuela de Frankfurt que revoluciona el concepto tratando de sacar a la sociedad del sistema de sumisión en que se encuentran desde lo que ellos consideran como irracional dentro del comportamiento humano.

Se plantea entonces una gran diferencia entre dos corrientes filosóficas sobre el comportamiento humano frente a los medios de comunicación y el sistema político – económico en el que se encentra sumergida la sociedad capitalista:

Por un lado Los Funcionalistas se preocupan por mantener un orden social y comportamental de la masa dominante con respecto al modus vivendi y operandi utilizando análisis sistemáticos sobre la manera de cómo influir, mediante que, y para quienes.

Y a contrariedad se presentan entonces los críticos de Frankfurt con un planteamiento revolucionario y cuestionador sobre la manera como los medios masivos de comunicación se aprovechan de elementos poco justos tales como la persuasión y los atractivos sensoriales para moldear el pensamiento de una gran cantidad de personas a lo que denominan los Frankfurt como Industrias culturales. En otras palabras Los funcionalistas mantienen un orden de comportamiento basándose en lo que consideran conveniente o no y los Críticos cuestionan esta forma de manipulación y proponen una igualdad basados en la razón y la praxis.

-----------------------------------------------------------------------------------

Tomando pues el concepto de Industria Cultural creado por los Críticos, se instaura el juicio de quiebre cultural bajo la mercancía donde podemos definir que el comportamiento común de la masa dominante esta severamente corroído por el consumismo inducido y la propaganda manipuladora. Estos planteamientos, nos hacen caer en la cuenta de que la vida que llevamos es simplemente producto de la manipulación y el grado de persuasión que tienen los medios sobre nuestras mentes, tan débiles e ingenuas frente a esta situación que aunque no es grave para la supervivencia de nuestros cuerpos, es totalmente dañina para la espontaneidad del pensamiento.

La industria cultural es pues considerado por los críticos un modelo mecánico que proporciona comportamientos estandarizados para satisfacer las demandas mercantiles, creando así mutación cultural y unificación de actitudes a escala global.

Dentro de todo este mar de contrariedad críticos como Paul Lazarsfelf trataron de unificar las dos corrientes cosa que no fue posible simplemente porque el funcionalismo es comercial y capitalista y la teoría crítica y renovadora tiene aire socialista, sería como mezclar agua y aceite cada elemento tratando de aplacar al otro.

La teoría crítica establece sus bases de estudio en el problema de cómo motivar a la sociedad uniforme y diversa a actuar libremente y a incentivar la libertad y la expansión de pluralidad; mientras que el funcionalismo actúa como ente regulador usando los medios de comunicación como centinelas para conservarlos bajo parámetros sobre lo que consideran bien y mal bajo el régimen de lo común, a la vez que se promueve la economía comercial con lo que Lazarsfelf concebía como irracional y perjudicial.

Análisis sobre la Teoría Crítica:

Los Medios Masivos de comunicación son vistos en las dos corrientes filosóficas como:

Bibliografía:

Historia de las teorías de la comunicación - Mattelart Armand

Módulo de Teoría de la Comunicación – Carlos Alberto Galvis

Funcionalismo y Teoría Crítica Dos Caminos Opuestos en la Comunicación Social – Luisa Ospina (http://luisaospina29.blogspot.com/2008/09/funcionalismo-y-teora-crtica-dos.html)

Respecto de Teoría Crítica y comunicación de masas: Mauro Wolf 1991, LA INVESTIGACIÓN DE LA COMUNICCIÓN DE MASAS, Paidos, Barcelona, págs. 90 y ss.

Matei Dogan y Robert Pahre, LAS NUEVAS CIENCIAS SOCIALES, Grijalbo